Elegir Pediatra

Consulta a tres pediatras y tendras tres respuestas diferentes…

Nosotros probamos unos cuantos pediatras del seguro privado y de la seguridad social antes de quedarnos con el definitivo. Nunca hubiera pensado que nos fuera tan complicado. ( nuestra pediatra del pac se limitaba a encogerse de hombros y contestar a todo :  “ es normal”) . En seguida te hablan como si fueras una madre histérica que está agotando sus 5 min. por paciente. “ ¿Lleva sólo 5 días estreñido? ¿para qué te preocupas? Hasta 7 días es nomal” . Pues ¿sabes qué? Sí, soy una madre primeriza y mi hijo es lo más importante así que tengo todo el  derecho a tener las respuestas que necesite para quedarme tranquila.

Para mí, a parte de ser un buen profesional, es imprescindible que escuche tus dudas y sobre todo dedique unos momentos a mirar al niño,  si tiene un aspecto sano, si se le ve feliz.

Anuncios

La lactancia

Papel tapiz de Visualizador de fotos de Windows

Al poco de estar en la habitación me trajeron a David ya limpio ( aunque es mucho mejor que la piel de recién nacido absorba el vérnix) y me lo puse al pecho pero fue misión imposible que mamara.  Además se complicaron un poco las cosas y tuvieron que dejarlo en observación unos días durante los cuales debía extraerme yo la leche lo antes posible para estimularme. La pena es que nadie me informó de ello hasta el día siguiente, cuando  pregunté a una enfermera de la UCIN. Me enchufaron al sacaleches automático y aluciné con lo que dolía aquello…” pues el niño succiona más fuerte que el sacaleches” me dijo la enfermera entre risas.  Yo no lo creía pero, sí, era cierto. Lo bueno es que en unos días, normalmente, te acostumbras  a no ser que haya algún problema extra como que el niño tenga el frenillo de la lengua acortado.  Muy importante tener al niño bien colocado durante la toma y tener en cuenta que tanto madre como hijo tenéis que coger práctica. Además la boca de tu bebé se irá haciendo cada vez más grande y agarrará mucho mejor la areola.  Pero realmente lo más importante es quitarnos los miedos y ser consciente de que todas las madres somos capaces de amamantar a nuestros hijos. He oído cosas alucinantes como que si vas a tener la leche agria o aguada… Como estaba muy perdida contraté a una experta en lactancia de la asociación ABAM que me explicó perfectamente la posición correcta. Pero no radicaba allí el problema, mi caso fue especial.  Pasé un mes y una semana con tal dolor que recurrí al sacaleches mientras compaginaba la alimentación del bebé con leche de fórmula  y, de pronto, de un día para otro, desapareció. Imagino que tenía los conductos inflamados o comprimidos por que me dolía toda la mama. Puede ser por que tenía muchos bultos (fibroadenomas) que, por cierto me desaparecieron milagrosamente tras la lactancia. Me hubiera ayudado, imagino, darme agua caliente antes de las tomas.  Hay que tener en cuenta que el sacaleches no extrae tanta cantidad de leche como el niño tomaría aunque hay algunos truquillos para ello como mirar a tu hijo mientras lo haces, aunque sea en foto, o succionar la leche de  ambos pechos a la vez. Una vez pillado el tranquillo de la lactancia, pude comprobar que es mucho más fácil y menos trabajoso que dar el biberón  (pon el agua mineral,  caliéntala, echa  los polvos con el medidor, remueve, comprueba que no quema, dáselo, sácale el eructo y por último lávalo y escúrrelo en un lugar adecuado). Desgraciadamente nunca tuve leche suficiente para David con lo cual, después de cada toma, tenia que darle  un biberón complementario. Lo más fastidioso era por la noche aunque, alguna colaba y  se saciaba y dormía sólo al pecho . Así me ahorraba tener que levantarme y desvelarme ya que practicábamos colecho. Por supuesto, ahora me doy cuenta de que, seguramente , nunca tuve suficiente leche para David por que estuve guiada en el inicio de la lactancia por la estúpida idea de amamantar a mi hijo cada 3 horas cosa que me recomendó nuestro pediatra de entonces. Yo quise creerlo, por el dolor que tenia al principio en cada toma y, por el hecho de que David parecía que tenía muchas ansias de comer a todas horas. Tenía miedo de empacharlo o de que engordara demasiado ya que nació grande y gordito, pesó casi 4,5 kg. La Lactancia materna es A DEMANDA y muchos pediatras recomiendan también que sea a demanda la lactancia artificial.

Prepararse para el parto.

Todas soñamos con un parto rápido y  fácil. Tendemos a querer controlar lo que ocurre en nuestras vidas y, por supuesto , ¡ no iba ser menos el día más importante de tu vida! Pero por muchas elucubraciones y listas que hagamos  será una sorpresa.  Yo me sentía como si fueran a hacerme un examen en cualquier momento.

El parto era algo a lo que temía y me he dado cuenta de que era por falta de información. Me pregunto por qué muchas mujeres no hablan de este tema. Creo que es una experiencia de la que estar muy orgullosa , yo, desde luego, lo estoy. Muchas mujeres estarían más tranquilas si no les viniera tan de nuevo todo este tema.  A medida que iba leyendo sobre ello  me surgían más dudas y mi ginecóloga  ( del seguro privado) no estaba dispuesta a alargar la consulta para explicármelas. Incluso se burlaba ante preguntas tan importantes como cuándo debíamos cortar el cordón umbilical o si podía intentar evitar una posible episiotomía. Debería haber cambiado de ginecólogo . El colmo fue cuando, a dos semanas de salir de cuentas, decidió hacerme un despegamiento de membranas sin avisarme, con las consecuentes contracciones dolorosas durante días y los nervios que acarrea pensar a cada rato que ahora sí te estás poniendo de parto ( por si no fuera suficiente el malestar de mis náuseas y el dolor espalda a esas alturas). A la semana siguiente, tras avisarla de que no quería que me repitiera dicha maniobra, me la repitió sin más. Lo único que provocó fue la pérdida de mi tapón mucoso, así que, nada de piscina en pleno julio .

En las clases preparto te preparan un poco físicamente y te asesoran sobre  algunos temas pero, a mi modo de ver, no es suficiente.  Menos mal de Internet …investigando un poco descubrí a Ina May Gaskin que, por cierto, acaba de estrenar  su película-documental. Su libro Nacimientos con recomendaciones desde su amplia experiencia e historias en primera persona de las madres  era justo lo que andaba buscando  para llegar al paritorio más relajada.

http://www.casadellibro.com/libro-nacimientos/9788415541462/2029688

A la hora de la verdad , cuando empecé con las contracciones, yo tenía muy claro que hasta que no fueran muy seguidas  o rompiera aguas quería quedarme en la intimidad de casa para estar más tranquila y que el proceso no se ralentizara, pero perdí un poco de líquido y, ante las dudas nos dirigimos al hospital rápidamente.  Estaba dilatada de 3cm. y ya me podían poner la epidural.  Decidí  posponerla ( o más bien, pude aguantar) hasta los 5cm. Tenía la falsa idea de que eso de la epidural era un pinchazo y nada más lejos de la realidad. Se trata de la inserción de anestesia a través de un catéter que se va introduciendo poco a poco a lo largo del espacio epidural. Hay personas a las que se les pone más fácilmente que a otras. Conmigo tardaron un buen rato pero cuando acabaron fue un alivio, incluso casi me quedé dormida en la cama.  Ojo, que  (tampoco me lo explicaron) el estar tumbado también ralentiza el trabajo de parto. Lo conveniente es estar de pie ( mejor caminando) o, si no te puedes mover por la epidural , que te sienten para favorecer que el bebé vaya bajando por la propia fuerza de la gravedad. Por supuesto, mi hijo, que era grande, no me lo puso tan fácil. Pasaron unas horas ( yo seguía tumbada) y decidieron llevarme al paritorio y hacerme empujar  para ver si había algún cambio. Al final tuvieron que ayudarme aplicando la maniobra Kristeller y, tras 9 horas de parto a desde mi primera contracción, David nació.  Al ponérmelo encima me sentí extrañísima y  la vez muy satisfecha. Lo primero que hizo él fue mearse encima del comadrón.

Compras básicas.

Pues ha pasado mucho tiempo ya…pensaba ir escribiendo sobre la marcha , un poco cada trimestre, pero, la verdad es que el malestar de las náuseas no me ha dejado. El ordenador me mareaba mucho y lo he utilizado lo imprescindible, para ir haciendo listas de compras para el bebé.  Releyendo mis notas, ahora que ya soy madre, tengo que aclarar antes de nada que tener un hijo es una experiencia alucinante y que , aunque sea un tópico, todo vale la pena.  Es extraño por que por un lado te sientes novata pero por otro tienes ese instinto como si hubieras nacido para ello y…supongo que es así, al menos biológicamente hablando.

Lo de las compras es algo que no me apetecía nada , imagino que por que no tenía ninguna experiencia y,  ¿por dónde empezar? La gente te recomienda muchas cosas y hay también  mucha información en la red, muchos videos explicativos en youtube por ejemplo, pero,  yo creo que la mayoría exageran, no necesité tantas cosas. Esto es lo que yo compré para empezar, por supuesto cada uno tiene sus preferencias…

Minicuna con ruedas:

Aunque luego practiques colecho te será muy útil para llevarte a tu bebé contigo mientras estás en la sala, etc… David nos ha salido muy nervioso y malo de dormir y me arrepiento de no haber comprado una de esas que se mueven tipo hamaca. Por que ahora ya no cabe dentro, que si no…

Cambiador:

Si tienes espacio en tu casa y si no, directamente :

Bañera Cambiador:

 es lo que yo tuve que comprar pero si hubiera podido, hubiera elegido una de esas bañeritas que se colocan sobre tu propia bañera ( no puedes tener mampara para colocarla)

Cochecito Trío :

Cuco ( al principio el bebé tiene que ir horizontal)

Grupo 0  (para transportar al bebé en el coche hasta los 9kg aprox.)

Silla de paseo

 Textiles:

Ropa para la temporada: de todas formas es difícil acertar la talla…así que mejor ir comprando más sobre la marcha.

sábanas  y protector para la minicuna.

Pañales y toallitas:

Aunque al principio utilizábamos papel de cocina humedecido en agua en lugar de toallitas para no irritar.

Y ya, un poco más adelante, fuimos comprando:

Biberones :

en nuestro caso tuvieron que ser especiales para compaginar con la lactancia materna. Estos, Tommee Tippee Easy vent, nos funcionaron muy bien ( ojo, los anticolico, con la cánula son muy difíciles de limpiar y además a David no le quitaron los cólicos):

http://www.tommeetippee.es/product/biberon-easivent/

Fular Portabebés:

Se conviertió poco a poco en un imprescindible para nosotros. Compramos de la marca Boba en http://embolics.com/

Con todo esto ( creo que no me dejo nada) hay para empezar.

Y ,por supuesto, un buen consejo es aprovechar todo lo que te presten.

El Principio

pregnant

-“¡Enhorabuena, estás embarazada!” Por mucho que sea una buena noticia, no pude menos que sentarme y quedarme en un bucle repitiendo la frase en mi mente, a ver si la asimilaba. Sí, mi pareja y yo lo habíamos empezado a buscar y…¡exactamente tardamos 15 minutos en encontrarlo! ale, así, a la primera. A mi acababan de diagnosticar me endometriosis y pocos óvulos funcionales ya, con lo que, la ginecóloga me recomendó empezar cuanto antes por que la cosa se podía prolongar mucho hasta obtener los resultados esperados. Sea como sea creo que es algo para lo que nunca  estarás preparado al 100%.

Ya sé que debería sentirme infinitamente feliz pero, aceptémoslo, es algo que te trastoca la vida de arriba abajo. Te trastoca la vida,  pensaba yo, de aquí a unos meses largos. Tienes esa imagen de una embarazada tranquila y contenta hasta que no está de 8 meses y medio, cuando tiene ya la barriga a punto de explotar, pero a veces no van así las cosas y a mi nadie me lo había explicado.

PRIMER TRIMESTRE

Exactamente cuando mi pareja y yo supimos la noticia estaba ya de un mes y en ese mismo momento empezaron las náuseas que me siguen durando hasta mi tercer mes de embarazo. Me pillaron totalmente de sorpresa por que yo, si acaso, esperaba vomitar alguna mañana, como había visto en las películas, pero no, las nauseas me han perseguido sin darme tregua, 24 horas al día.

“ pues yo encuentro una solución a este malestar contínuo sí o sí” me dije, tenía clarísimo que a estas alturas del siglo XXI algo habrían inventado. Además , había oído que las náuseas eran simplemente una reacción de la madre frente a los alimentos que no son beneficiosos para el buen desarrollo su feto.

Echando mano de Internet (si no lo encuentras ahí es que no existe) empecé a probar todos los remedios que aparecían. Lo primero que observé es que, aunque tienes de todo menos ganas de comer, precisamente con el estómago lleno las náuseas se hacen más llevaderas , como ocurre cuando te mareas en el coche , y lo que mejor te sienta son hidratos de carbono ( galletas, pan, caramelos, chicles, chuches…)  y yo que precisamente estaba haciendo esfuerzos para comer especialmente sano y encarar el embarazo de la mejor manera posible. También me alivia tomar cosas frías ( polos, refresco, granizadoss…) tanto es así que el agua sólo me pasa si está muy fría y con azúcar ( y si es con un chorrito de limón , mejor). Me fabrico mis propios polos caseros de fruta congelada y picada, de cola, de zumos….y ahora quiero hacerme mis propias gominolas sanas caseras ( con agar agar que  además  tiene mucho calcio)  http://mithermomixyyo.wordpress.com/2012/04/

por que veo que esto va para largo. Y es que encima te sientes culpable por no alimentarte bien. Ya no digamos los episodios de vómitos con los que no retienes nada en el cuerpo. Muchas mujeres se adelgazan en el primer trimestre por este motivo.

Probé también a tomar infusiones de jengibre y  a tomar vitamina B6. Existen también unos caramelos especiales para las náuseas prenatales con esta vitamina pero no las he encontrado en España:

http://www.toysrus.com/product/index.jsp?productId=4331533

Estuve incluso ingresada un par de días ya que no paraba de vomitar, hiperémesis gravídica lo llaman, pero el unico remedio que te da el médico son unas pastillas que se llaman Cariban y que no me han servido de gran ayuda. Eso sí, he observado que cuando las dejas te vuelven las nauseas con más fuerza todavía. No las cubre la Seguridad Social y cada cajita cuesta alrededor de 20 €.

Lo que mejor me funciona son unos sobres monodosis que se llaman Emenea, pero al rato de tomarlos…vuelta a empezar!

http://www.gynea.com/productos/salud-de-la-mujer/edad-fertil/emenea-emenea-monodosis-4

Con las náuseas y el consecuente malestar de la zona de la barriga tuve que comprarme pantalones premamá apenas superado el primer mes. Primero me fui a prenatal a agenciarme unos leggings grises muy cómodos http://www.prenatal.es/shop/Moda-Premam%C3%A1-Medias-y-leggings/Prenatal-Legging-gris-antracita-000000000000486292.htm?showSim=false&startValue=&rangeValue=26&prevVisit=true&id=000000000000486292&navAction=jump&URLRWRedirect=yes

y en  hym donde encontré unos vaqueros rectos y unos leggings negros que vi en uno de los siempre tan bien explicados videos de isasaweis http://www.isasaweis.com/maternidad/embarazo/video/la-ropa-durante-el-embarazo